domingo, 11 de febrero de 2018

¿ES LA AYUDA A DOMICILIO UN SERVICIO DE LIMPIEZA?







La Ayuda a domicilio no es un servicio de limpieza

Por razones de edad, enfermedad o discapacidad cualquier persona  puede llegar a perder la capacidad de valerse por sí misma. Es aquí donde entra a tomar sentido la labor del Servicio de Ayuda a Domicilio.


La Ley 39/2006, de 14 de diciembre, conocida Ley de la Dependencia, establece que el Servicio de Ayuda a Domicilio tiene por objetivo atender las actividades básicas de la vida diaria que precise una persona en situación de dependencia . Todo ello llevado a cabo por profesionales cualificados que desarrollan su labor en el domicilio del afectado.
Aunque dichas actividades puedan incluir esporádicamente tareas de limpieza, cocina,…en todo caso, lo serán para el usuario y no para el resto de la familia de la persona dependiente.
El desconocimiento, a veces, o la falta de valor de la función y objetivo de una Auxiliar de Ayuda a Domicilio, tanto por los familiares del usuario, como por las propias Administraciones Públicas y las empresas subcontratadas, nos plantea en más ocasiones de las que serían deseables, situaciones de menosprecio a la labor de la professional que asiste a la persona dependiente.
Se nos presenta de esta forma situaciones en las que se les exige a las trabajadoras que realicen tareas de limpieza, que no le son propias y que pretenden satisfacer las necesidades del resto de la unidad familiar del domicilio del asistido.
Estropeamos así, la verdadera razón de la prestación pública, que pretende ayudar a la autonómia de la persona dependiente, hacerla sentir que puede afrontar y desarrollar las actividades básicas de la vida diaria.
Para ello la professional le asistirá por ejemplo, en el control y administración de su tratamiento médico, acompañamiento en desplazamientos fuera y dentro del domicilio, le apoyará en la organización doméstica, en actividades de ocio dentro del domicilio, le atenderá en su orientación temporal y especial, le ayudará en el desarrollo de habilidades y capacidades personales y de convivencia,…
Si a todo ello, le sumamos una situación donde impera la precariedad laboral, con contratos a tiempo parcial y temporales, con una externalización del servicio, que pone la organización de la actividad de ayuda a domicilio en manos de empresas privadas, cuyo fin es el beneficio económico, tendrémos la razón por la que está tan minusvalorada esta importante función social.
Tambíen puede interesarte ¿EL DESPLAZAMIENTO A LOS DOMICILIOS DE LOS USUARIOS ES TIEMPO DE TRABAJO?


Para conocer tus derechos, conoce el Estatuto de los Trabajadores. Conocer tus derechos cuesta muy poco.


   
Convenio Colectivo Estatal de las Empresas de Seguridad 2017-2020
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario